TRINCHEROS.... montaña, naturaleza, viajes
 
Hablar de Val Mesdi (ó Val Mezdi) es hablar de una de las rutas de esquí fuera-pista más famosas de los Dolomitas. Situado en el Grupo Sella, en Alta Badía , éste es uno de los itinerarios más espectaculares en los que se puede esquiar, ,y de hecho este lugar se ha convertido en sede anual de uno de los certámenes de freeride con más renombre de la zona, conocido como “Alta Badia Freeride Competition”.

Esta ruta recorre el Grupo Sella de Norte a Sur, y el acceso se hace desde el Refugio Maria Sass Pordoi, tomando el teleférico que nace en el Passo Pordoi. Una vez en lo alto deberemos cargar los esquís al hombro durante unos interminables 30 minutos, dirección noreste, hacía el refugio Boé. La caminata es dura, y se requiere una buena forma física para hacerla, aunque bien es cierto que las ganas de bajar nos hacen superar todas las penurias. Si se dispone de una mochila equipada para llevar los esquís a la espalda se facilitan mucho las cosas. En cuanto a las pieles de foca o los crampones creo que no son necesarios en este lugar, ya que la nieve suele tener escalones formados a raíz de las pisadas de otros esquiadores, y en general la subida se hace bien con las propias botas de esquiar. Importante: ¡llevad agua! En un día caluroso la caminata puede ser infernal.

Una vez llegados al refugio....¡¡ comienza la aventura!!

La primera zona del descenso transcurre en un canal con una pendiente de hasta 40º. En general es una zona venteada en la que suelen formarse bañeras (o eso habíamos leído en los blogs de otros esquiadores...), sin embargo el día que nosotros nos metimos por ahí había una nieve polvo maravillosa, el terreno estaba liso,y fue una auténtica gozada bajar por ese canal.

Después de unos 300 metros el canal se va ensanchando progresivamente, y es entonces cuando nos introducimos de lleno en el Val Mesdi, donde el trayecto se vuelve más suave, y el marco natural es realmente incomparable. Continuaremos descendiendo por el valle durante algo más de una hora (los tiempos obviamente dependen del número de paradas que se hagan, y si se lleva una cámara de fotos... creedme, merece la pena parar para tomar unas cuantas), para llegar de nuevo a una zona en la que el camino se vuelve a estrechar. Ya en esta zona estaremos vislumbrando el pueblo de Colfosco al fondo. Tiraremos hacia la derecha, para bajar por una zona estrecha, evitando el río, que va por la izquierda. Esta parte es la más complicada de todo el trayecto, o por lo menos lo fue en nuestro caso, ya que tenía bastante hielo, zonas rocosas y unas cuantas bañeras heladas, pero bueno, no llegó a ser un obstáculo en nuestra bajada.

Finalmente se llega a una zona de bosque, desde la que se puede salir al area esquiable de Colfosco, que a su vez está conectada con el resto de estaciones de la zona por el circuito de la Sella Ronda.

Escrito por M.O- Trinchera

Nota :la práctica del freeride es peligrosa al desarrollarse fuera de los dominios controlados por una estación de esquí. Para bajar fuera pista se requiere una buena forma física, y los conocimientos técnicos adecuados de esquí y de montaña. Así mismo es imprescindible ir con alguien que conozca los itinerarios de subida y bajada, y contratar un seguro de asistencia en montaña y responsabilidad civil, ya que el seguro de la estación no cubre este tipo de rutas. Se recomienda ir equipado con material de seguridad: casco, ARVA, pala y sonda.


Picture
Refugio de Sass Pordoi (flecha) visto desde Val di Fassa
Picture
Nos dirigimos hacia el Rifugio Boe, al fondo el refugio Sass Pordoi, ¡una buena caminata!
Picture
Refugio Boe: inicio de la ruta
Picture
¿Preparados para el descenso?
Picture
El primer canal
Picture
Increíble bajada...
Picture
Preciosos paisajes
Picture
Picture
Acercandonos al tramo final,donde la pista se vuelve a estrechar
Picture
Vamos bajando por la derecha, evitando el río
Picture
Llegando a Colfosco
Picture
El último tramo visto desde Colfosco
Picture
Y aquí la foto de equipo
 


Comments




Leave a Reply