TRINCHEROS.... montaña, naturaleza, viajes
 
Picture
Desnivel (por la vertiente norte): 600 m.
Dificultad: fácil. Hay camino hasta la propia cumbre.
Época: siempre. Si hubiera nieve también es accesible aunque se requiere equipación adecuada, porque puede haber hielo en la parte superior.
Tiempo: 1h 35’ (sólo subida) en época normal.

La Peña Oroel es una cumbre de relativa poca altitud, pero con mucha personalidad y muy familiar en Jaca por ser muy visible desde cualquier punto de la ciudad. Su cumbre dista, a vuelo de pájaro, sólo 5.5 km del centro de Jaca.

Este monte forma parte del sistema de rocas de conglomerado situado entre el Prepirineo (cadena de Partacua) y las sierras exteriores (Guara), y separa la cuenca media del río Aragón (Norte) de la transversal del río Gállego (Sur). Sus accesos son muy fáciles porque se puede alcanzar en automóvil su base Norte (El Mirador de Oroel. 1.200 m. A sólo 9 km de Jaca).

Es montaña de leyendas y se dice que la Reconquista en Aragón se inició cuando unas hogueras en su cumbre indicaban que había que empezar la lucha. También se considera montaña mágica por estar en el vértice oriental de un triángulo cuyos otros dos vértices se sitúan en San Adrián de Sasabe y San Juan de la Peña. Otra leyenda explica que en sus entrañas hubo una mina o un tesoro, el cual, que se sepa, no ha sido hallado......nosotros lo buscamos....pero ná de ná.

Para llegar hasta su base hay que tomar desde Jaca la carretera del puerto de Oroel (N-330) en dirección a Bernués y a San Juan de la Peña. Descender por ella unos minutos para pasar el pequeño río Gas y ascender seguidamente en virajes durante 7 km hasta hallar una bifurcación a mano izquierda con la indicación “Parador de Oroel”. Tomar ésta y seguir unos 2 km por la carreterita forestal estrecha pero medianamente asfaltada que discurre entre un precioso bosque. Posteriormente se llega al Mirador (1.190 m)., constituído sobre un rellano entre grandes pinos, en el que hay una fuente, un pequeño estanque de agua y un refugio-restaurante de montaña (ojo! el refugio no abre en todas las épocas del año). Abandonaremos aquí la carretera (que prosigue por el bosque hasta Nevasa), y aparcaremos en este lugar.
Nota: al Mirador de Oroel también puede llegarse andando, tomando un sendero en Jaca que nace junto al colegio de Los Escolapios (1h 15 min) o bien desde la población de Barós (1 h).

Desde el Mirador nace la senda justo en frente del restaurante, junto a un depósito de agua y un cartel de prevención de incendios forestales. La senda se abre paso por el bosque, superando al principio una fuerte pendiente (que se ha suavizado últimamente con adición de algunos zig-zags..), donde veremos un letrero con indicación "A la Cruz".

A los 20’ el camino toma un descanso recorriendo casi horizontalmente unos 400 metros hacia la izquierda (Este) para enfrentarse de nuevo con la dura cuesta en una larga sucesión de zig-zags siempre entre pinos, muy cómodos de ascender por estar muy bien marcados y de manera muy regular. En la parte alta los pinos van dejando sitio a los abetos. Entre las copas de los árboles se distingue perfectamente, hacia el Norte, la ciudad de Jaca y sus alrededores, y el alto valle del Aragón.

Finalmente se alcanza un bonito collado llamado "Las Neveras de Oroel",  (porque antiguamente había allí unos grandes hoyos neveros, donde se recogía nieve en invierno a fin de trasladarla a Jaca, a Huesca y a Zaragoza para su uso en verano). Este lugar, a 1.727 m, ofrece amplísimas vistas hacia el Sur, pudiéndose contemplar las sierras de Loarre, Guara, San Juan de la Peña e incluso el Moncayo en días claros. Al Oeste, casi al alcance de la mano, ya se distingue perfectamente la gran cruz de hierro de la cumbre de Oroel. Marchar hacia allí siguiendo un caminito que discurre por unos agradables trechos de pradera bordeados de bojes, hasta alcanzar la cumbre. 1769 m , donde hay una cruz de 9 metros levantada por el Cuerpo de Forestales a principio del siglo XX.


 
 
Estamos editando este post. Disculpad las molestias
 
 
Duración: 2 h 10' (sólo subida)
Dificultad: fácil en verano. Puede ser complicado en invierno por nieve y hielo
Localización: estación invernal de Candanchú, Huesca

El Ibón de Estanes ubicado en el límite de la frontera Española con Francia es uno de los ibones más conocidos y visitados de la zona del Valle del Río Aragón y desde el se pueden observar magnificas vistas de los valles pirenaicos franceses.

Al ibón de Estanes se puede acceder desde cuatro puntos diferentes, desde el Refugio de Lizara en el Valle de Aisa,  desde La Mina de Oza en el Valle de Hecho pasando por Aguas Tuertas, desde Candanchu en el Valle de Canfranc o desde la vertiente Francesa con origen en el parking de Sansanet.

En este caso comentaremos la ascensión desde Candanchú. Para los que conocéis la estación la ruta comienza cerca del depósito de agua de los cañones, con dirección al circuito de fondo, dejando atrás la zona de Pista Grande. Para los que no sois habituales de este centro de esquí teneis que dirigiros hacia el final del parking, al fondo del todo, donde veréis una gran cafetería. Deberéis dejarla atrás y caminad siempre recto, pasando por la llamada zona de "Pista Grande", que es la zona de esquí de principiantes, y que a su vez tiene una pequeña cabaña-cafetería en su centro (la dejaréis a vuestra derecha). Seguid siempre recto, hasta que paseis un puente, y justo ahí enseguida veréis el comienzo de la ruta señalizada, que es parte de la GR-11 que atraviesa el Pirineo.

--- Post a medio editar, discupad las molestias_

 
 
Duración: 1h y 30' (sólo subida)
Dificultad: fácil
Localización: aunque el ibón se encuentra en territorio aragonés el punto de salida de esta excursión es el area de Sansanet, Somport (Francia)
Época: cualquiera, en invierno es una excursión bonita para ir con raquetas de nieve.

Como ya hemos comentao en el post anterior (véase Ibón Estanés por Candanchú), al Ibón de Estanés puede accederse por 4 rutas diferentes: 3 de ellas parten desde territorio español y la cuarta sale desde Francia, en el area recreativa de Sansanet. Esta ruta es la más sencilla de las 4, y está totalmente señalizada, por tanto es la que recomendaríamos para aquellos que estén menos habituados a la montaña, aunque por supuesto los más expertos también pueden hacerla, y merece la pena, porque los paisajes de la zona realmente son increíbles.

Para llegar a Sansanet en coche desde Jaca hay que tomar la N-330 en dirección a Francia (puerto de Somport). Pasaremos el pueblo de Canfranc y más adelante deberemos dejar atrás las estaciones de Astún y Candanchú para dirigirnos hacia la antigua aduana. Cruzaremos la frontera y recorreremos unos 4 km por el puerto de Somport hasta que veamos un pequeño cartel indicador del area de Sansanet. Justo ahí a la izquierda hay un pequeño parking de tierra donde podremos dejar nuestro vehículo.

Una vez en el aparcamiento seguiremos hasta el fondo del mismo, desde donde parte una senda que  tras cruzar el río por un puente metálico nos llevará directamente hasta el ibón. La senda, que está perfectamente señalizada, se introduce primero en una zona de hayedo, y posteriormente llega a una zona de pradera, desde donde se unirá a la ruta española del GR-11 que proviene de Candanchú.

Nosotros continuaremos la ascensión por la extensa pradera, surcada por un pequeño riachuelo que discurre en todo momento en paralelo al sendero, hasta alcanzar el puerto de Estanes, a 1790 metros de altitud, cota máxima de la excursión y desde el cual veremos ya próximo a nosotros el ibón de Estanes. En este punto el sendero GR-11 continua hacia la izquierda hacía el refugio de Lizara en el Valle de Aísa, mientras que nosotros nos dirigiremos sin itinerario marcado hasta los pies del ibón de Estanes.


Picture
Excursión invernal a Sansanet en febrero, aunque llevábamos raquetas esta vez no tuvimos necesidad de utilizarlas, pues la nieve era muy poco profunda
Picture
Picture
La primera parte del camino transcurre entre bosques de hayas..
Picture
Una vez pasado el bosque se asciende por una zona de pradera, al fondo de la imagen se observa la estación invernal de Candanchú
Picture
Casi en la cima...
Picture
A punto de visualizar el ibón
Picture
 
 
Desnivel: 1060 metros desde el refugio de Linza
Horario ascenso: 2 h 30 min
Total: 5 h

Petrechema  (2360 metros)
Desde el refugio de Linza, la ascensión al pico Petrechema es una de las excursiones más fáciles de la zona. La subida discurre casi completamente por pendientes moderadas de hierba que solo en el tramo final se convertirán en roca. Es una excursión muy recomendable para personas que se inician en la montaña y un éxito casi asegurado cuando vamos al monte con amigos poco andarines. La ascensión no culmina en la verdadera cima (Aguja N de Ansabére), ésta queda separada por una profunda brecha y para acceder hasta ella es necesaria una verdadera escalada. A pesar de ello, la ascensión a la antecima, que tan solo tiene unos pocos metros menos de altura, no desmerece y nos permite sentir la verticalidad de la vertiente E de esta montaña y los paisajes que desde aquí podemos contemplar.


La parte inicial de este itinerario es común con el de ascenso al pico Petrechema o de Ansebere.
Punto de Partida: Refugio de Linza (1320 metros). Este refugio se alcanza desde Ansó siguiendo la carretera en dirección N durante unos 14 km hasta el paraje de Zuriza donde está el camping del mismo nombre. Desde la puerta misma del camping sale una pista en muy buen estado que nos conduce en otros 5 km hasta el refugio.

Desde el refugio, tomaremos el sendero que conduce por lomas de hierba (ENE) hacia el collado de Linza (1905 metros) por un camino muy transitado. Punto que separa el itinerario de ascensión a dos de las cimas más conocidas de esta zona, la Mesa de los 3 Reyes y el Petrechema y que son visibles desde este momento.

Tomaremos el sendero de la derecha, en dirección al visible Petrechema y rodeando por la derecha una profunda depresión kárstica hasta otro collado (2077 metros). Aquí giramos en dirección NNE unos metros hasta tomar la prolongada ascensión a la cima del pico y en dirección E. A partir de este momento el terreno pasa a ser pedregoso y siguiendo un amplio cordal que se va estrechando hacia el final, alcanzaremos la cumbre del Petrechema.

Desde esta cima nos atraerá, seguro, el magnetismo de las esbeltas agujas de Ansabére, la N casi al alcance de la mano y la S un poco más abajo pero no menos atractiva. También podemos contemplar hacia el N la Mesa de los 3 Reyes, hacia el S el Castillo de Achert y el Bisaurín y más en la lejanía y hacia el E el Aspe, el Midi d´Ossau y muchos más...
 
 
Duración: 1h 5 min (subida).40 min (bajada)
Dificultad: media (la ruta es corta, pero la pendiente es moderada)
Localización: Santa Cruz de la Serós (Huesca)

El Pico del Cuculo (1552 mts) se encuentra en la Sierra de San Juan de la Peña, y merece la pena visitarlo, no solamente porque es el pico más alto de dicha sierra, sino también por las increíbles vistas que se tienen desde su cima.

La población de Santa Cruz de la Serós es el punto de partida de esta excursión. Desde ella debemos tomar la carretera que lleva hacia el Monasterio San Juan de la Peña y detenernos a los 3 km, momento en el que observaremos a nuestra derecha un pequeño depósito de agua. Éste es el punto de inicio de nuestra ruta, y el lugar donde deberéis aparcar vuestro coche, si lo llevais.

Una vez en el depósito debemos coger el camino que sale a la derecha de él, y que inmediatamente asciende para meterse en un pinar. Comenzaremos entonces una suave ascensión rodeados de boj y pinos silvestres, y aproximadamente a los 10 minutos nos toparemos de frente con un pequeño torrente que deberemos cruzar. A partir de ahí la pendiente se vuelve más pronunciada, y la subida continúa por el bosque, siempre ascendiendo por barranco de la Carbonera, para salir después hacia un terreno despejado, desde el que tendremos unas maravillosas vistas del barranco y de las murallas que lo forman. Posteriormente llegaremos a una zona de hayedo, y seguiremos subiendo por el mismo sendero, que en algunos puntos puede estar borrado o poco claro, pero por suerte los hitos dejados por otros montañeros nos ayudarán a ubicarnos en los puntos de mayor confusión. Tras sobrepasar el hayedo saldremos finalmente a una pradera verde, llena de narcisos según la época del año. En total llevaremos unos 40 minutos desde el depósito de agua.

Deberemos cruzar la pradera, hasta llegar a un cartel indicador con 3 direcciones distintas: Ermita de San Salvador (izquierda, subida por un camino tipo cortafuegos), Fuente del..... (siguiendo recto) y finalmente el Collado de las Eretas y el Pico del Cuculo (a la derecha).

Desde el Collado de las Eretas (1360 mts) podemos subir al Cuculo bien por la cresta o por el camino que lo rodea, siguiendo un sendero que va sobre un pastizal lleno de arbustos espinosos, teniendo en cuenta que ascenderemos dos montículos, siendo la cima el segundo de ellos (ver fotos). Desde la pradera son unos 20-25 minutos.

Una vez arriba sólo nos queda descansar, y contemplar la increíble vista que se extiende a nuestros pies: Jacetania, Oroel, Pirineos,Sierra San Juan de la Peña y Monasterio Nuevo, incluso Pantano de Yesa y la Higa de Monreal, si os sale un día bueno.

Finalmente la vuelta puede hacerse por el mismo sendero, o bien subiendo a la Ermita de San Salvador y de allí puede tomarse una senda que lleva hasta la pradera de San Indalecio, en el Monasterio Nuevo. Desde ahí deberéis descender por la carretera hasta llegar al depósito de agua donde iniciasteis la ruta.


Picture
El depósito de agua desde donde se inicia la ruta
Picture
Ascendiendo por el barranco de la Carbonera,al fondo la peña Oroel
Picture
La zona de hayedo
Picture
Picture
La pradera, y el cartel indicador
Picture
De camino a la cima
Picture
Curiosa vegetación espinosa...
Picture
Seguimos subiendo hasta lo que parece la cima....
Picture
Pero la verdadera cima está ahí adelante
Picture
Ahora sí, ¡ ya hemos llegado!
Picture
Y aprovechamos para disfrutar de la vista
Picture
 
 
DURACIÓN: 2 DÍAS

Día 1- CANFRANC- IP
Dificultad: media
Una vez pasado el pueblo de Canfranc seguiermos rumbo al Norte y cruzaremos el río Aragón por el puente llamado de los Peregrinos. Desde ahí se toma un sendero que unos 15 minutos después cruza el barranco de Ip por un pequeño puente de piedra y que posteriormente pasa por debajo de la línea ferroviaria. El camino va ascendiendo por el margen derecho orográfico del barranco de Ip, a lo largo de un frondoso bosque de pinos, en una fuerte subida que nos llevará unas 2 horas. Pasado ese tiempo alcanzaremos la zona de llanura, desde la que vislumbraremos una cabaña de pastores. Hemos de continuar recto, siempre hacia el oeste, con el barranco de Ip a nuestra derecha, de forma que en unos 50 minutos más alcanzaremos la presa de Ip.

La llegada al embalse sin duda nos soprenderá, ya que dicho ibón está situado en un enclave maravilloso, rodeado de montañas como la punta del Aguila (2.697m.), el Pico Laya (2.522m.), la Pala de Alcañis (2.753m.), Collarada etc. Además sus aguas azul intenso invitan al baño, sobretodo en la época veraniega, y aunque frías, se agradece poder nadar en ellas después de la dura subida (nota: recomendado sólo para valientes..)

Una vez llegados al ibón podemos continuar la ruta hacia Collarada, teniendo en cuenta que nos quedarían todavía más de 3 horas de subida, a lo que luego hay que añadirle toda la bajada hasta Canfranc, motivo por el que nosotros no recomendamos hacer esta ruta en un solo día, ya que además de ser un auténtico castigo para nuestras rodillas esta opción nos haría perdernos lo mejor de la travesía: la acampada en el ibón.

Y es que claramente merece la pena pasar una noche en dicho lugar, disfrutando del paisaje, paseando por las orillas del embalse, nadando en sus aguas (y saltando a ellas desde los muchos trampolines de roca naturales que existen por allí…), pescando alguna que otra trucha, y escuchando los sonidos de la noche desde nuestra tienda de campaña… ¡100% recomendable! Aunque para los más perezosos que no quieran cargar con la tienda de campaña existe un refugio estupendo de montaña bien equipado, a la izquierda de la presa, con sitios donde dormir y una mesa en la que comer aunque no os podemos garantizar que el refugio esté siempre abierto (sabemos de montañeros que se lo han encontrado cerrado),y como ya hemos dicho nosotros preferimos alejarnos de la presa (frecuentada por domingueros y por montañeros que van de paso…) y plantar nuestra tienda en cualquiera de los tantos rincones aislados que tiene el lago para disfrutar de él con toda tranquilidad.



Picture
Primeros tramos, el sendero va por zona de bosque
Picture
Picture
Picture
Donde termina el bosque: preciosas vistas al valle de Ip
Picture
Picture
Muy cerca del ibón
Picture
A la izquierda de la presa se encuentra el refugio de montaña
Picture
El ibón visto desde la presa
Picture
Nada más llegar ¡¡ bañito en el lago!! Qué bien sienta!!
Picture
Nuestro campamento...

Día 2: IP-COLLARADA
Duración: 3 horas (sólo subida). Dificultad: media-alta
Se toma desde la presa un camino que bordea el Ibón de Ip por la derecha, siguiéndolo hasta que finaliza la pedrera, y llegando a una llanura desde la que se vislumbra al fondo una curiosa formación rocosa, con una gran oquedad en el centro. Desde ese punto deberemos seguir hasta el Collado de Ip (2590 mts), siguiendo las marcas verde-amarillas que encontraremos  por el camino, en una ascensión no demasiado estable que va por un empinado canal de piedra suelta. El paisaje que nos acompaña hasta el Collado de Ip merece la pena, ya que las formaciones de piedra se asemejan en algunos puntos a un paisaje lunar, y paremos donde paremos tendremos una bonita vista del ibón hacia abajo. Sin embargo hay que tener paciencia, ya que la piedra de la zona está muy suelta, y muchas veces se avanza un paso y se retroceden tres más, además el riesgo de caída puede ser alto si no se va con cuidado. En nuestro caso dejamos las mochilas grandes y la tienda en el ibón, y cogimos tan sólo una mochila pequeña con lo imprescindible, para ir ligeros de peso y facilitar así la subida. En total la ascensión hasta el collado son unas dos horas. (Nota: aunque nosotros no lo hemos hecho nos han comentado que en invierno el corredor que sube al collado suele tener hielo, y una gran inclinación, por lo que sería imprescindible llevar piolet, crampones y una cuerda de seguridad para subir ese tramo. Si se hace con nieve los tiempos de subida pueden variar mucho)

Una vez llegados al Collado tenemos dos opciones: tirar hacia Collaradeta (izquierda, dirección sureste) o hacia Collarada (derecha, dirección Noroeste), lo que supondría una hora más de subida aproximadamente.

Collarada, con sus 2886 metros de altitud es el monte más alto de los Pirineos Occidentales, es decir, la mayor altura existente entre el Pirineo Navarro y el Valle de Tena, de forma que si tenemos suerte con el tiempo y nos sale un día soleado desde su cima podrían verse picos tan conocidos como el Aspe, el Bisaurín, Monte Perdido, Midi d’Osseau, Oroel…. Desde la cima podremos descender de nuevo hacia el Ibón de Ip, o hacer la bajada por la zona sur, hacia Villanúa, siendo este segundo camino el más transitado para subir a Collarada, y el que describen la mayoría de las guías.



Picture
La ruta a seguir
Picture
La famosa 'roca del agujero'
Picture
Toda la subida al collado transcurre por esta pedrera...
Picture
Picture
Picture
Picture
El ibón visto desde el Collado
Picture
Cima de collaradeta al fondo
Picture
Seguimos subiendo...
Picture
Y por este lado Collarada
 
 
Duración: 1 hora en total. Dificultad: muy fácil

Paseo fácil, sin dificultad, y entretenido si se decide entrar en el fuerte. Desde Canfranc Estación en dirección a Candanchú puede cogerse un camino justo al final del pueblo, en el último parking que se encuentra a la derecha. De ahí tomamos dirección norte hacia el fuerte de Coll de Ladrones, dejando atrás el área industrial de Silos y la fábrica de hormigón. Posteriormente pasamos junto a la entrada de la panadería Buisan y cruzamos al otro lado del río por un puente de piedra, incorporándonos al sendero del Camino de Santiago que viene desde Candanchú (Imagen1). La subida puede hacerse todo el rato por dicho sendero, o bien incorporándonos a la pista para coches, que viene de Canfranc Estación. Con cualquiera de los caminos llegaremos al fuerte en unos 20 minutos.

El fuerte militar inicial se construyó entre 1751 y 1758 y su fin era el de defender al valle que dominaba, aunque por fortuna en dicho lugar no se libró nunca ninguna batalla. La edificación primitiva presentaba defectos de construcción, y las continuas filtraciones de agua hicieron que fuera abandonado en 1801. En 1888 se decidió edificar un nuevo fuerte sobre el anterior, que quedó obsoleto en pocos años, siendo cerrado definitivamente en 1961. Posteriormente fue subastado por el Ministerio de Defensa, siendo actualmente propiedad privada.

El acceso a la fortaleza actualmente está prohibido, salvo en los horarios de visita, únicamente en los meses de verano. Sin embargo, si tenéis un poco de habilidad y mínimos dotes de escalada no es difícil penetrar en él, (sin necesidad de cuerda ni material técnico), aunque por motivos obvios no podemos poner en esta web los posibles accesos. La visita a la fortaleza merece la pena, ya que el estado general de los edificios es bueno, aunque en algunas estancias hay que andarse con cuidado, por peligro de caída de cascotes. Desde la plazoleta o mirador que domina hacia Canfranc Estación hay una escalinata de piedra subterránea, que desciende hacia el interior del macizo montañoso, en un descenso divertido, y con cierto aire de misterio que nos permitirá atravesar toda la montaña de lado a lado. La escalera subterránea está bien conservada en los primeros tramos, pero la parte final tiene un gran deterioro, por lo que hay que andarse con cuidado, sobretodo en los días de lluvia, en los que se filtra agua por allí. La bajada puede hacerse sin linterna, ya que la luz del exterior se filtra por unas troneras existentes en la pared lateral izquierda, aunque creemos que ésta es recomendable para ver por dónde pisamos. Al final de la escalera hay una estancia con una placa que rememora la visita del rey Alfonso XIII al fuerte, y unos escalones más arriba existe un gran boquete en la roca, que nos permitirá salir de nuevo al aire libre. Desde ahí bajaremos monte a través por un sendero mal dibujado, y de nuevo nos incorporaremos al Camino de Santiago, de forma que en unos 15 minutos estaremos de nuevo en Canfranc Estación.

Escrito por M.O- Trinchera
Picture
Punto de inicio
Picture
Aproximándonos al fuerte
Picture
Gran parte del fuerte está excavado en la roca
Picture
Estancias militares
Picture
El pasadizo subterraneo, primeros tramos
Picture
En los últimos tramos la escalera está totalmente derruída
 
 
Duración: 1h 15min (sólo la subida). Dificultad: fácil

Viniendo desde Jaca entramos a Canfranc Pueblo por su extremo sur, donde una vez aparcado el coche debemos cruzar la carretera general, y coger un pequeño sendero ascendente que nos llevará hasta el conocido Bosque de los enanitos (Imagen 1). Al poco de comenzar el ascenso encontraremos a nuestra derecha un sendero que lleva hacia el Area de Escalada de la zona, conocida como “Escuela Los Meses”, un lugar con más de 30 vías de todos los niveles,desde IV hasta 8a, y nombres tan diversos como “El cuarto del Pánico”, “In love for the climbing”, “Por un puñado de chapas” etc...

Si seguimos por el camino principal iremos subiendo por el bosque sin pérdida posible, en regulares y cómodos zig-zags,y posteriormente, tras atravesar el Barranco de los Meses llegaremos a la conocida “Fuente de la Paja”, formada por un pequeño agujero en la roca del que mana agua mineral. Al parecer la fuente recibe este nombre porque antaño el agujero era tan pequeño que era necesario introducir una pajita para beber de él. Desde este punto tendremos una buena vista al valle antes cubierto por los árboles.

Un poco más arriba iremos a dar con el camino que viene desde Villanúa (Imagen 2) y poco después llegaremos a un cruce, donde tendremos la opción de continuar por el viejo sendero forestal o bien de incorporarnos a una ancha pista para todo-terrenos. Si seguimos por la pista pasaremos por la “fuente de los Abetazos” y en muy poco tiempo llegaremos a una pradera ascendente desde la que vislumbraremos sin dificultad el refugio de Gabardito y los maravillosos mallos de Lecherín.

Una vez llegados al refugio podemos pasear por la zona, o sentarnos tranquilamente a almorzar mientras contemplamos frente a nosotros la impresionante cima de Collarada, y a su izquierda el valle de Ip, con la pala de Ip (Imagen 3). Si el paseo nos ha sabido a poco y nos sentimos con ganas podremos seguir caminando ladera arriba hacia el norte, rumbo al refugio de Lopez Huici y de la Cueva del Hielo, aunque este segundo tramo lleva un buen rato, se excede de lo que consideramos "excursión de paseo", y por tanto lo explicaremos en otro post.

Escrito por M.O- "Trinchera"


Picture
Punto de partida
Picture
Cruce con el camino que parte desde Villanúa
Picture
Barranco de Los Meses
Picture
Valle de Ip y Collarada vistos desde el refugio