TRINCHEROS.... montaña, naturaleza, viajes
Bisaurín 04/06/2011
 
estamos editando este post, disculpad las molestias
 
 
Hablar de Val Mesdi (ó Val Mezdi) es hablar de una de las rutas de esquí fuera-pista más famosas de los Dolomitas. Situado en el Grupo Sella, en Alta Badía , éste es uno de los itinerarios más espectaculares en los que se puede esquiar, ,y de hecho este lugar se ha convertido en sede anual de uno de los certámenes de freeride con más renombre de la zona, conocido como “Alta Badia Freeride Competition”.

Esta ruta recorre el Grupo Sella de Norte a Sur, y el acceso se hace desde el Refugio Maria Sass Pordoi, tomando el teleférico que nace en el Passo Pordoi. Una vez en lo alto deberemos cargar los esquís al hombro durante unos interminables 30 minutos, dirección noreste, hacía el refugio Boé. La caminata es dura, y se requiere una buena forma física para hacerla, aunque bien es cierto que las ganas de bajar nos hacen superar todas las penurias. Si se dispone de una mochila equipada para llevar los esquís a la espalda se facilitan mucho las cosas. En cuanto a las pieles de foca o los crampones creo que no son necesarios en este lugar, ya que la nieve suele tener escalones formados a raíz de las pisadas de otros esquiadores, y en general la subida se hace bien con las propias botas de esquiar. Importante: ¡llevad agua! En un día caluroso la caminata puede ser infernal.

Una vez llegados al refugio....¡¡ comienza la aventura!!

La primera zona del descenso transcurre en un canal con una pendiente de hasta 40º. En general es una zona venteada en la que suelen formarse bañeras (o eso habíamos leído en los blogs de otros esquiadores...), sin embargo el día que nosotros nos metimos por ahí había una nieve polvo maravillosa, el terreno estaba liso,y fue una auténtica gozada bajar por ese canal.

Después de unos 300 metros el canal se va ensanchando progresivamente, y es entonces cuando nos introducimos de lleno en el Val Mesdi, donde el trayecto se vuelve más suave, y el marco natural es realmente incomparable. Continuaremos descendiendo por el valle durante algo más de una hora (los tiempos obviamente dependen del número de paradas que se hagan, y si se lleva una cámara de fotos... creedme, merece la pena parar para tomar unas cuantas), para llegar de nuevo a una zona en la que el camino se vuelve a estrechar. Ya en esta zona estaremos vislumbrando el pueblo de Colfosco al fondo. Tiraremos hacia la derecha, para bajar por una zona estrecha, evitando el río, que va por la izquierda. Esta parte es la más complicada de todo el trayecto, o por lo menos lo fue en nuestro caso, ya que tenía bastante hielo, zonas rocosas y unas cuantas bañeras heladas, pero bueno, no llegó a ser un obstáculo en nuestra bajada.

Finalmente se llega a una zona de bosque, desde la que se puede salir al area esquiable de Colfosco, que a su vez está conectada con el resto de estaciones de la zona por el circuito de la Sella Ronda.

Escrito por M.O- Trinchera

Nota :la práctica del freeride es peligrosa al desarrollarse fuera de los dominios controlados por una estación de esquí. Para bajar fuera pista se requiere una buena forma física, y los conocimientos técnicos adecuados de esquí y de montaña. Así mismo es imprescindible ir con alguien que conozca los itinerarios de subida y bajada, y contratar un seguro de asistencia en montaña y responsabilidad civil, ya que el seguro de la estación no cubre este tipo de rutas. Se recomienda ir equipado con material de seguridad: casco, ARVA, pala y sonda.


Picture
Refugio de Sass Pordoi (flecha) visto desde Val di Fassa
Picture
Nos dirigimos hacia el Rifugio Boe, al fondo el refugio Sass Pordoi, ¡una buena caminata!
Picture
Refugio Boe: inicio de la ruta
Picture
¿Preparados para el descenso?
Picture
El primer canal
Picture
Increíble bajada...
Picture
Preciosos paisajes
Picture
Picture
Acercandonos al tramo final,donde la pista se vuelve a estrechar
Picture
Vamos bajando por la derecha, evitando el río
Picture
Llegando a Colfosco
Picture
El último tramo visto desde Colfosco
Picture
Y aquí la foto de equipo
 
 
Una de las bajadas más impresionantes y divertidas del Pirineo Aragonés... La bajada comienza en lo alto del Telesilla de la Raca, en la estación de Astún, iniciando el descenso por la pista Balsas (azul), y desviándonos hacia abajo cuando la pista pisada hace una curva pronunciada a la derecha, bajando la primera pala sin arrimarnos demasiado a la izquierda, donde existe un fuerte cortado.
La bajada del ruso tiene una pendiente sostenida y no presenta dificultades técnicas si se baja todo recto, aunque existen numerosos saltos y rocas para que los más lanzados puedan disfrutar del freeride en todo su esplendor. La bajada tiene también areas de pinos, que le confieren un toque entrañable, y desde ella se disfrutan de unas vistas maravillosas de la estación de Candanchú.
El único inconveniente de este gozoso descenso de 900 mts es que el itinerario finaliza en el Puente del Ruso (como su nombre indica), en la carretera N-330,así que tendremos que apañárnoslas para que alguien nos venga a recoger con su coche a ese punto, o buscarnos la vida haciendo dedo para que algún conductor piadoso nos suba de nuevo a la estación. Si no queremos depender de coche tenemos dos posibilidades: 1- desviarnos a la derecha a mitad de bajada, para terminar justo en la parte final de Candanchú, donde el bus que une ambas estaciones (pasa cada 20 minutos y se coge justo donde la iglesia) nos llevará de nuevo a Astún. 2- Bajar hasta el puente del ruso, y coger el Autobús de la Jacetania, teniendo en cuenta los horarios de éste, pues si calculamos mal la espera puede ser larga.


Picture
El inicio de la bajada, desde lo alto de la Raca
Picture
Picture
Picture
Estoy gozando de lo lindo...
Picture
 
 
Una de las míticas de Candanchú, y mi ruta preferida en esta estación. El itinerario comienza justo en frente de la silla de 4 de la Tuca (Telesilla Rey Juan Carlos), y para hacer el descenso no existe un camino único, sino varias alternativas con un mismo inicio y un mismo fin... Yo suelo bajar por la primera pala que se extiende a la derecha, nada más cruzar la valla de "pista cerrada" (porque Loma Verde siempre está cerrada, independientemente del tiempo o de la nieve, ya que es una pista peligrosa, y obviamente la estación no quiere hacerse responsable de los percances que puedan tener los esquiadores en ella...), es una pala preciosa, que se estrecha al fondo, en un pequeño paso marcado por una roca a cada lado. De ahí se sale de nuevo a otra pala más abierta, con increíbles vistas hacia el Valle del Aspe y la zona de Francia. Desde esta segunda pala hay que llegar hasta la "Cueva de los contrabandistas", bien yendo hacia el fondo del todo y girando luego a la derecha para incorporarnos al paso de la cueva, o bien llegando a ella por los dos tubos que bajan directamente al paso (peligrosos si hay poca nieve!). Una vez sobrepasada la cueva tenemos que hacer una media ladera por una pendiente sombría, que generalmente tiene hielo, y que termina en un pequeño llano justo donde hay uno pinos. Podremos seguir el camino que baja suavemente por la izquierda (no recomendado para snowboards, pues en la parte final hay que remar), o bien quitarnos los esquís y subir con ellos al hombro una pequeña colina (generalmente marcada por las huellas de otros esquiadores) desde la que nace una pala que nos lleva directamente al circuito de fondo y de ahí a la silla de Tortiellas.
La bajada suena interesante, y realmente lo es, pero debo hacer una serie de advertencias sobre este itinerario, y es que Loma Verde es una zona peligrosa, llena de cortados de varios metros de altura, en los que por desgracia ya ha fallecido algún esquiador inconsciente (podríamos incluso dar nombres, pues vimos caer a la persona en cuestión desde 50 mts de altura con nuestros propios ojos...), y otros muchos han tenido que ser rescatados por el helicóptero (esto también lo hemos visto en directo...).Además es un area con riesgo alto de aludes, y por ello debe evitarse en algunas épocas del año. Por todo ello os recomiendo que no bajeis esta pista si no es acompañados de alguien que conozca bien el recorrido, y si sois habituales de esta estación no intentéis desviaros del camino que ya conoceis para buscar rutas alternativas.La mejor ruta es la que uno conoce bien, la que nos da seguridad, y nos permite bajar disfrutando al máximo de esta bajada que efectivamente... ¡Es increíble!
Picture
El cartel que marca el inicio de la pista
Picture
Nada más cruzar la valla nos encontraremos con este panorama
Picture
La primera pala
Picture
Picture
La segunda pala
Picture
A lo largo de todo el recorrido tendremos unas vistas preciosas
Picture
Cueva de Contrabandistas (flecha). Camino normal (rojo). Si hay abundante nieve también puede bajarse por los tubos (verde)
Picture
La 'cueva'
Picture
Una vez llegados a la zona de los pinos podemos continuar por un suave camino, o cargar los esquís colina arriba para bajar por una pala virgen
 
 
Ficha técnica
Longitud: 1237 m
Desnivel: 380 m
Pendiaente media: 65%
Pendiente máxima: 97%

Una de las bajadas más míticas de esta estación, y un deber para todo amante del fuera-pista que visita Candanchú...
La ruta comienza en la zona de la Tuca, hay que coger el telesilla de 4 y una vez arriba bajarnos por el lado de la derecha. Descenderemos por una pista negra pisada siempre pegados a la zona de roca, hasta que llegemos al comienzo del tubo. A finales de temporada es probable que no haya nieve en la zona que lleva al tubo, así que deberemos quitarnos los esquís y subir una pequeña pero empinada cuesta con ellos al hombro. Una vez arriba nos asomaremos hacia abajo, ¡comprobando sorprendidos que no se ve más allá de los 10 primeros metros! Esto es debido a la enorme inclinación de la pista en esta primera parte, con una pendiente máxima del 97%, pero no os preocupeis, aunque no veais más abajo de vuestros pies hay camino, os lo aseguro. Como acabo de comentar el primer tramo es el más complicado, no sólo por su inclinación, sino porque con frecuencia suele haber bastante hielo en esa zona, aunque en cuanto la sobrepasemos comprobaremos encantados que el resto del tubo se encuentra en perfectas condiciones. Así pues iremos bajando y gozando a tope durante un buen rato, hasta llegar a una zona en la que el tubo se estrecha, esta zona no tiene mayor dificultad en un día normal, pero puede resultar muy comprometida si la nieve no está en buen estado, por eso es muy importante que antes de bajar por esta pista preguntemos al personal de la estación por las condiciones de la nieve, ya que la Zapatilla puede convertirse en nuestra peor pesadilla si la cogemos con hielo, y de hecho ya ha habido accidentes mortales en este lugar, pues una caída puede suponer rodar decenas de metros hacia abajo, con riesgo importante de colisionar contra las rocas, y por desgracia todos los años se cometen imprudencias en esta zona.
Una vez que hemos traspasado la zona del embudo el tubo se ensancha de nuevo, y la bajada desciende con una pendiente algo más suave hasta la silla de Tortiellas, donde finaliza este maravilloso recorrido.
Picture
Vista del tubo, con la 'Suela de la Zapatilla' a la derecha, de ahí su nombre
Picture
Vamos bajando pegados a la roca, y vemos la zona en la que se abre el tubo
Picture
La primera vista siempre impresiona..
Picture
Venga, venga, que allá vamos...
Picture
La zona más estrecha
Picture
Una vez pasada la zona del embudo la pista se vuelve mucho más sencilla
Picture